Hay movimientos en torno a SUSE y el más reciente atiende a la denominación de Adaptable Linux Platform (ALP), una suerte de iniciativa con la que impulsar el desarrollo abierto de la próxima versión de SUSE Linux Enterprise.

Porque… ¿cuándo saldrá la próxima versión de SUSE Linux Enterprise (SLE)? La actual, SLE 15, data de junio de 2018, hace ya casi cuatro años. Demasiado tiempo a priori para cómo discurre el mundo del software profesional, aunque cabe recordar que la última gran actualización, SLE 15 SP3 llegó el año pasado antecedida de manera inminente por openSUSE Leap 15.3 y con muchas novedades en su haber en ambos casos, muchas de ellas compartidas.

Sea como fuere, el futuro de SUSE Linux Enterprise y también de Leap, puesto que esta se basa en la anterior, es algo de lo que la compañía alemana no había adelantado nada hasta ahora. Es decir, todo apuntaba a que después de la versión 15 vendría la 16 y todo funcionando como siempre, con el repositorio Factory como puerta de entrada de las actualizaciones que conformarán primero SLE y más tarde Leap.

Sin embargo, ya no está tan claro y para variar, la información que llega desde SUSE confunde, más que aclara. De hecho, esto me recuerda a SUSE Liberty, un algo -lo denomino así por una razón- que anunciaron hace un par de meses con la coletilla de «soporte de nivel empresarial para los usuario de CentOS» y del que no nos hicimos eco precisamente por lo confuso del tema.

Tan confusa fue la información en torno a SUSE Liberty que hasta en The Register metieron la pata… y el artículo lo firmaba un exempleado de SUSE que había dejado la compañía unnos meses antes. Pues bien, por si a alguien le interesa SUSE Liberty no es una nueva distribución, sino un nuevo plan de soporte que incluye a CentOS y hasta a RHEL, todo con la esperanza de traerse usuarios a la orilla del camaleón.

Volviendo con el tema que nos ocupa ¿qué es Adaptable Linux Platform (ALP)? De nuevo, no está nada claro, aunque en el anuncio en las listas de correo de SUSE hablan de «la nueva generación de SLE» y de la necesidad de actualizar ciertos procederes en la construcción del sistema, de aplicar cambios radicales… ¿cómo?

«En primer lugar, ALP se desarrollará en abierto. No vamos a juntar las piezas internamente y luego compartirlas, como hacíamos en el pasado. No, estamos creando y compilando en el openSUSE Build Service -como haces tú con tu proyecto 😃. Tienes la oportunidad de ver lo que está pasando y participar más fácilmente», explica Stefan Behlert, director de producto de SUSE Linux Enterprise.

«Otro punto importante es que tenemos la intención de dividir lo que era más genérico, todo estará estrechamente entrelazado en dos partes: un hardware más pequeño que permite modularidad, una especie de «sistema operativo host», y la capa que proporciona y da soporte a aplicaciones, que estarán basadas en contenedores (y máquinas virtuales)«, añade.

Y hasta aquí. Será «en las próximas semanas» cuando desde SUSE ofrezcan información más específica acerca del cambio que va a suponer ALP para el desarrollo y futuro de SUSE Linux Enterprise, pero también de openSUSE Leap, que a fin de cuentas va a la zaga de la anterior. Por supuesto, las cábalas sobre qué está preparando la compañía alemana son libres y a pesar de los pocos detalles que han transmitido, pueden ser varias.

Por ejemplo, ¿está SUSE apuntando hacia un modelo similar al de distribuciones como Fedora Silverblue? Recordemos que hace tan solo un par de semanas se presentaba openSUSE Leap Micro, un «sistema inmutable» al estilo de Silverblue, pero dirigido a servidores para entornos descentralizados y microservicios. Pero es que SUSE y openSUSE ya cuentan con su plataforma a la Sulverblue, openSUSE MicroOS y SUSE Linux Enterprise Micro.

El mencionar a Silverblue como referente del modelo, no obstante, es porque se trata posiblemente del sistema más avanzado de estas características y aunque a nivel de estabilidad está bien afianzado, está verde en otras áreas. De ahí que proponer una solución de este tipo para la próxima versión de SUSE sea quizás demasiado atrevido. En todo caso, no deja de ser una conjetura.

Imagen: Pexels

Fuente info
Autor: RedaccionMCP