Slack ha anunciado que va a subir sus precios a partir del próximo mes de septiembre. La compañía, que acometerá la primera subida de precios de su historia desde su nacimiento en 2014, ha confirmado que también va a efectuar algunos cambios en su plan gratuito.

Eso sí, el aumento de precios solo va a afectar a su plan Pro. En él, a partir del próximo 1 de septiembre, los precios pasarán a ser de 8,25 euros al mes, lo que supondría, 99 euros al año por cada usuario. Pero si se contrata un plan anual, el coste del plan será de 81 euros al año, lo que equivaldría a un pago de 6,75 euros mensuales. Los precios de los planes Business Plus, o los personalizados que tienen suscritos las empresas a medida, como hemos mencionado, no experimentarán cambios.

Hasta ahora, los usuarios de los planes gratuitos de Slack podían almacenar en sus servidores sus últimos 10.000 mensajes enviados y recibidos, y hasta 5 GB de contenido subido a la plataforma. A partir del próximo 1 de septiembre, eso sí, Slack cambia estos beneficios. Desde entonces, lo que podrán almacenar los usuarios de Slack gratis en sus servidores son los tres últimos meses de uso, sin límites en cuanto al número de mensajes o espacio ocupado en sus servidores durante ese tiempo.

Esto quiere decir que muchos equipos y personas que utilizan Slack de manera intensiva podrán acceder incluso a más mensajes que hasta ahora. Eso sí, tendrán que recordar que sus mensajes y contenido almacenado irán desapareciendo cada tres meses, y cada día podrán acceder al historial de uso de la plataforma en los últimos 90.

Los usuarios gratuitos de la plataforma también tendrán acceso gratis a la función Clips, que permite que sus usuarios envíen archivos de audio, vídeo o mensajes de compartición de pantalla en canales y mensajes directos. Los equipos de usuarios que tengan un plan gratuito también tendrán un periodo de retención de su historial y sus archivos durante un tiempo a partir del próximo 1 de septiembre.

Fuente info
Autor: Celia Valdeolmillos