El Grupo Sage ha confirmado la compra de la startup estadounidense Lockstep, dedicada al software B2B de automatización de pagos y operaciones de compra. Fundada en 2019 y con sede en la localidad de Seattle, esta compañía quiere utilizar la automatización de tareas para ayudar a la eliminación de filtraciones de dinero y los problemas que puede haber debido a la gestión de los libros de contabilidad, entre otros, de una empresa.

Lockstep es un proveedor de tecnología nativa cloud desarrollada para automatizar flujos de trabajo de contabilidad entre empresas. Con su compra, Sage acelera en su estrategia de ofrecer más propuestas de valor a las pymes, además de expandir su red digital. Desarrolla productos y servicios que agilizan los procesos de contabilidad y permite que sus clientes ahorren tiempo, eliminen el error humano y mejoren los flujos de caja.

Entre sus soluciones hay aplicaciones para automatizar los flujos de trabajo de cuentas pagaderas y de cuentas pendientes de pago. De esta manera, Sage podrá ofrecer facilidades a los CFO. Además, su plataforma de API permite el desarrollo de servicios conectados a terceros. En la actualidad, la plataforma de Lockstep da la posibilidad de crear conexiones de red en más de 40 soluciones de contabilidad, y ya hay unas 26.000 empresas que forman parte de su ecosistema.

En la actualidad tiene más de 300 clientes y 130 empleados, que desde el momento en que se cierre la operación de compra pasarán a formar parte de la plantilla del Grupo Sage. Su equipo de dirección se unirá a Sage para ayudar a la compañía en el desarrollo de su red digital. No obstante, Lockstep seguirá manteniendo su marca. El resto de términos del acuerdo de compra, que si todo va bien se cerrará a finales de septiembre, se desconocen. Tampoco se sabe cuánto ha pagado Sage por esta startup.

Aaron Harris, CTO de Sage, ha comentado sobre la operación que «representa un paso importante» en la estrategia de crecimiento del grupo. «Su cartera complementaria de productos y recursos, y su know-how, aceleran nuestra ambición para ser la red de confianza para las pymes. Trabajando juntos seguiremos acabando con las barreras que limitan a los CFOs y los equipos de contabilidad ajustando sus flujos de trabajo, mejorando la productividad y eficiencia, y permitiéndoles centrarse en un trabajo humano más valioso«.

En cuanto a Peter Horadan, CEO de Lockstep, ha señalado que «Lockstep y Sage tienen la misma visión sobre el futuro del sector. Desde el nacimiento, nuestra misión ha sido mejorar y transformar la manera en que las empresas hacen negocios entre ellas. Junto con Sage, esperamos acelerar el desarrollo de la contabilidad conectada, que es imperativa para los contables, equipos financieros y las empresas a las que sirven«.

Fuente info
Autor: Celia Valdeolmillos