Una empresa data driven sabe lo importante que es la gestión de los datos. Por eso, los examina con detenimiento para sacar conclusiones que les repercutan positivamente en las acciones a tomar con respecto a sus clientes o consumidores. Sin embargo, en ocasiones, el concepto de empresa data driven no queda del todo claro. Es por esto por lo que hoy vamos a intentar profundizar un poco más en él.

Una empresa data driven es una organización que se ha transformado por completo digitalizando la gran mayoría de sus tareas. De esta forma, les resulta mucho más sencillo recopilar información y sacar cifras que pueden, después, poner en un gráfico para realizar las comparaciones pertinentes. Pues, en esto se enfoca una empresa data driven: en los datos que les pueden ayudar a mejorar y tomar buenas decisiones.

Lo que diferencia a este tipo de organizaciones de otras es que son conocedoras de que en esta era la digitalización importa, pero que no hay que olvidar los datos. Son más valiosos de lo que muchas veces se piensa y, por ello, no hay que dejarlos a un lado, sino utilizarlos a favor. Esto es lo que significa exactamente data driven, es decir, apoyarse en el impulso de los datos para conseguir mejoras significativas.

Como debe trabajar una empresa data driven

Además de partir de la base de que una empresa data driven enfoca sus esfuerzos en el análisis de datos, es crucial saber cómo funciona desde dentro. Este tipo de organizaciones necesita tener una hoja de ruta muy clara para lograr todas las metas que se propongan. Estas pueden ser mejorar su imagen de marca, conseguir vender más, entre otras posibilidades. Por tanto, así es cómo deben realizar sus tareas.

Hay un profesional experto en datos

Recopilar los datos no es suficiente, sino que es preciso que haya alguien especializado que los sepa interpretar. De nada sirve contar con una valiosa información si esta no va a llegar a ninguna parte. Esta es una figura relevante que debe estar en cualquier tipo de empresa data driven y debe tener experiencia.

Asimismo, el experto en datos debe contar con un enfoque estratégico y conocer muy bien a la empresa data driven para saber qué hacer con las cifras que tiene delante. De hecho, puede haber información que deba descartar porque no es importante, en cambio, otra debe tratarla con sumo valor.

Los datos importan, pero no lo son todo para la empresa

Esto es algo que una empresa data driven sabe muy bien y es que si bien las cifras importan, al final no dejan de estar a disposición de la empresa. Esto quiere decir que la motivación debe ir mucho más allá de los números. Sí es verdad que ayudan y que son un impulso, como mencionábamos al principio, pero son las personas las que realmente son el motor de una empresa así, pues son quienes toman las decisiones.

Esto es especialmente valioso tenerlo presente cuando los números no son alentadores. Hay muchas ocasiones en los que pueden ser más bajos de lo esperado. Por eso, la forma de trabajar de una empresa data driven siempre va encaminada a tener en cuenta esto que hemos mencionado. Los números importan, pero no lo son todo.

La transparencia es un factor clave

Ya que hablamos de números, una empresa data driven debe ser transparente con sus trabajadores. Cuando estos descienden y los resultados no son los mejores, esto debe compartirse con el resto del equipo. De esta forma, queda claro el punto anterior y, también, pueden aparecer ideas nuevas sobre qué hacer ante esta situación.

Una empresa data driven debe estar preparada para los números positivos y los negativos. En ambos casos, esto es una oportunidad de cambio e innovación. Además, todas las decisiones que se tomen estarán respaldadas por las cifras, algo que generará confianza en los trabajadores que verán cómo la empresa se encamina hacia un lado u otro teniendo en cuenta análisis que son completamente objetivos.

Las claves para una empresa data driven

Además de todo lo anterior, una empresa data driven debe cumplir con una serie de claves para poder denominarse como tal. Para empezar, los equipos y los procesos deben encontrarse digitalizados, debe haber acceso a fuentes de información y una implementación de una política de datos. Hay que dejar claras las formas en las que estos se recopilan para que todo sea riguroso, fiable y genere confianza.

Asimismo, ya que en la actualidad el tema de la protección de datos es importante, deben estar claros los pasos que hay que dar en este aspecto para proteger la privacidad de clientes y consumidores. Al final, ellos son realmente el objetivo de todo el análisis de las cifras, ya que lo que se pretende es optimizar el servicio o el producto ofrecido. De esta manera, lograrán una experiencia mejorada.

Fuente info
Autor: Sergio Delgado