Palo Alto Networks ha anunciado varias novedades de cara a la protección, entre otras cosas, de las aplicaciones de software como servicio (SaaS). Estas innovaciones se han añadido a Prisma SASE, y permiten a los clientes identificar y corregir errores de configuración en las apps SaaS mediante las capacidades de SaaS Security Posture Management (SSPM).

Además, Palo Alto Networks ha anunciado nuevas capacidades de inspección de seguridad ZTNA 2.0, que incluyen el filtro avanzado de URLs y la Prevención avanzada de amenazas impulsados por machine learning. También la primera solución de Inteligencia Artificial para operaciones de TI (AIOps) integrada de manera nativa en SASE, que simplifica las operaciones de red y seguridad.

SSPM cuenta con capacidades de gestión de seguridad impulsadas por Next-Gen CASB, también de Palo Alto. Estas capacidades alcanzan la seguridad de extremo a extremo, lo que permite a los clientes realizar ajustes de seguridad para diversas aplicaciones de SaaS que se encuentren en una misma ubicación. SSPM puede ayudar a solucionar las configuraciones erróneas con un solo click y contribuir a prevenir la desviación de la configuración con la posibilidad de que los usuarios bloqueen los ajustes de seguridad más importantes.

Palo Alto Networks también ha lanzado una función de filtrado avanzado de URLs, que utiliza deep learning con el objetivo de evitar ataques de phishing. Según la compañía, es capaz detectar el 76% de las URLs maliciosas antes que las soluciones tradicionales de filtrado, y evita el 40% de las amenazas. Además, ofrece prevención avanzada de amenazas, con una solución de sistema de prevención de intrusiones que permite detener ataques desconocidos de comando y control en tiempo real. Las nuevas funciones utilizan el aprendizaje automático para mejorar las tasas de detección de amenazas de «día cero» sin sacrificar el rendimiento.

Por otra parte, Palo Alto Networks ha integrado de manera nativa AIOps en su servicio de acceso seguro. Así busca reducir las operaciones manuales y facilitar y agilizar la solución de incidencias. AIOps para SASE ofrecen un análisis automatizado sobre el origen de sus problemas, con una reparación rápida y una adopción guiada de técnicas para evitarlos. Sus análisis predictivos permiten planificar la capacidad y detección de amenazas, de manera que se puedan evitar las interrupciones de los procesos de negocio. Todo en una interfaz sencilla y basada en consultas.

La compañía ha anunciado también nuevos sistemas hardware IOSN 1200-S y 3200. Pensados para pymes, incluyen un interruptor integrado y puertos Power over Ethernet (PoE) para conectar y dar alimentación a los endpoints de la red local. Ofrecen redundancia de energía, gracias a la integración de una fuente de alimentación dual.

Anad Oswal, Vicepresidente de seguridad de redes de Palo Alto Networks, ha señalado que «las aplicaciones SaaS han dado a las organizaciones la libertad de que sus trabajadores trabajen desde donde sean más productivos. Sin embargo, la gran cantidad de datos confidenciales que se crean, guardan y comparten a través de las aplicaciones SaaS, exponen un grave riesgo de violación de datos debido a una mala configuración de SaaS. En pocas palabras, el mundo necesita una solución SASE que pueda gestionar la configuración y la seguridad de las aplicaciones SaaS. Con las actualizaciones de Prisma SASE de hoy, estamos reforzando significativamente la postura de seguridad de las aplicaciones SaaS a través del Palo Alto Networks Next-Gen CASB, que permite a los clientes ver y configurar fácilmente los ajustes de seguridad para múltiples aplicaciones SaaS en un solo lugar».

Fuente info
Autor: Celia Valdeolmillos