Un interesante rumor dice que NVIDIA podría estar preparando una nueva TITAN basada en la arquitectura Ada Lovelace. Dicha tarjeta gráfica mantendría el enfoque de la NVIDIA TITAN RTX, que fue la última tarjeta gráfica que la compañía lanzó dentro de dicha serie, al menos hasta el día de hoy y que, como recordarán algunos de nuestros lectores, utilizaba la arquitectura Turing y estaba fabricada en el nodo de 12 nm.

Esa nueva TITAN estaría basada en el núcleo gráfico AD102, un chip muy potente con el que NVIDIA podría dar forma también a las GeForce RTX 4080, RTX 4090 y RTX 4090 Ti. Esta última podría ser, precisamente, el punto de partida para desarrollar esa nueva TITAN, ya que es posible que mantenga una configuración casi idéntica a nivel de GPU (las diferencias no irían más allá de un ligero aumento de shaders, también conocidos como núcleos FP32).

La principal diferencia entre la NVIDIA TITAN de nueva generación y la GeForce RTX 4090 Ti estaría en la memoria gráfica, ya que la primera podría contar con 48 GB de GDDR6X, mientras que la segunda estaría limitada a 24 GB de memoria GDDR6X. Esto tiene una explicación, y es que la primera estaría más enfocada al sector profesional, mientras que la segunda tendría un lado gaming mucho más marcado. No obstante, es evidente que por potencia también sería más que capaz de ofrecer un rendimiento fantástico con aplicaciones profesionales.

Dicha memoria gráfica funcionaría a 24 GHz sobre un bus de 384 bits, lo que nos dejaría un ancho de banda de 1,152 TB/s, una cifra impresionante que, hasta hace cosa de unos pocos años, parecía coto exclusivo de la memoria HBM. En lo que respecta a la configuración del núcleo, se rumorea que la nueva NVIDIA TITAN basada en Ada Lovelace podría tener 18.432 shaders, y que su TGP estaría situado entre los 800 y los 900 vatios, dos cifras enormes que harían necesario el uso de dos conectores de alimentación de 16 pines.

No tenemos detalles sobre sus posibles frecuencias de trabajo, pero partiendo de un valor estimado de 2,2 GHz en modo turbo obtendríamos un resultado de 81 TFLOPs en FP32. Impresionante, sobre todo teniendo en cuenta que la GeForce RTX 3090 Ti tiene una potencia bruta en FP32 de 40 TFLOPs. Obvia decir que el precio de esta hipotética TITAN de nueva generación sería bastante elevado, aunque no llegaría a ser tan alto como el de una NVIDIA RTX serie A, sucesora de las anteriormente conocidas como NVIDIA Quadro.

Fuente info
Autor: Isidro Ros