La inversión de servicios de nube pública en Europa llegará en 2022 a los 113.000 millones de dólares, y según los datos de IDC está previsto que se doble para 2025, año en el que llegará a los 239.000 millones de dólares tras crecer un 22% anual en el periodo de cinco años que va de 2021 a 2026. La mayoría de gasto en servicios de nube pública este año en Europa será en herramientas de Software como Servicio, pero en el segmento que más crecerá será en el de Plataforma como Servicio.

Los servicios profesionales, la banca y la manufactura discreta estarán entre los sectores que más invertirán en servicios de nube pública en Europa en 2022. En total, absorberán casi el 60% del gasto en este tipo de servicios. Además, los sectores que se desarrollan en torno a las personas están ajustando sus políticas de trabajo para normalizar el teletrabajo. Esto quiere decir que al prestar más atención al acceso en remoto de los empleados a la información se prestará más atención a la inversión en soluciones en la nube.

La implementación de estrategias «digital first» y basadas en la nube seguirá teniendo mucha importancia del gasto en nube pública en Europa, lo que hará que crezca un 26,4%. En cuanto a la inversión de Rusia en soluciones cloud, se espera que crezca un 7,7% en 2022, pero dado que muchas empresas se están retirando del país, su crecimiento será más lento que en el resto de Europa.

Cada vez hay más empresas que utilizan servicios cloud para actualizar y hacer avanzar sus operaciones. Además, los proveedores de servicios cloud públicos están ampliando sus servicios cloud a ubicaciones en el edge, lo que impulsa también las inversiones en la tecnología. Hay muchos factores, entre los que está la guerra de Ucrania, que está llevando a organizaciones y empresas de muchos sectores, incluido el gubernamental, a migrar a soluciones cloud por razones de seguridad. Esto está impulsando la siguiente ola de la adopción cloud, llevándola a sectores que todavía no habían adoptado la tecnología.

La nube pública ha permitido a las organizaciones centrarse en sus competencias principales, mientras delegaban las complejidades de poseer, operar y mantener la infraestructura TI actual a los proveedores de servicios de nube pública. Como consecuencia, estamos viendo un aumento en la innovación impulsada por la capacidad de pasar este esfuerzo al desarrollo de productos y servicios nuevos.

Andrea Minonne, Investigador y analista de IDC, señala también que «las empresas europeas quieren automatizar sus procesos, dado que están experimentando las dificultades del mercado, entre las que están la disrupción de la cadena de suministro y la escasez de talento. Es cada vez más frecuente que las empresas adopten la nube para crear una base de análisis de datos en tiempo real que apoye la agilidad y resiliencia de las empresas«.

Fuente info
Autor: Celia Valdeolmillos