La consultora tecnológica Accenture ha anunciado el despido de 19.000 empleados, lo que supone el 2,5% de su plantilla a nivel mundial. Además, la compañía ha rebajado sus previsiones anuales de ingresos y beneficios. Según ha comunicado Accenture a la Comisión del Mercado de Valores de Estados Unidos, los recortes de plantilla en Accenture afectarán sobre todo a personal que no ocupa puestos administrativos. A ellos afectarán más de la mitad de los despidos, que se llevarán a cabo durante los próximos 18 meses.

La consultora ha reservado ya 1.200 millones de dólares para las indemnizaciones por los despidos. Además, invertirá otros 300 millones en la consolidación de su espacio de oficinas. Por ahora se desconoce el alcance que tendrán los despidos por países. Salvo en India, donde se pueden concentrar la mayoría. Según Mint, la compañía despedirá a 7.000 de los trabajadores que tiene en el país, según Mint.

Aparte de los despidos, Accenture va a emprender también una reestructuración de sus funciones corporativas «no facturables», con el objetivo de reducir costes. La consultora, que en la actualidad tiene 738.000 trabajadores, ha asegurado además que sigue contratando, pero que ha empezado a tomar medidas para ajustar sus operaciones. En su último año fiscal, que finalizó el pasado mes de febrero, contrató a 38.000 personas para cubrir la demanda de sus soluciones y servicios.

Pero, según aseguran sus directivos, sus resultados de las operaciones realizadas «se ven afectados por las condiciones económicas, que incluyen las condiciones macroeconómicas, el entorno inflacionario general y los niveles de confianza empresarial. Sigue habiendo una incertidumbre económica y política significativa en muchos mercados del mundo, lo que ha impactado, y puede seguir impactando, en nuestro negocio. Sobre todo en lo que se refiere a la inflación de los salarios y a la volatilidad en las tasas de cambio de moneda extranjera. En algunos casos, estas condiciones han reducido el ritmo y el nivel del gasto de los clientes«.

Fuente info
Autor: Celia Valdeolmillos