Imaginemos un futuro cercano donde la interacción con la inteligencia artificial no se limite a pantallas bidimensionales. Halogram, un proyecto en Kickstarter, busca llevar esta visión a la realidad al combinar tecnología holográfica con inteligencia artificial generativa.

La Plataforma Halogram

La plataforma web de Halogram permite a los usuarios crear un modelo 3D de un compañero holográfico. No se necesita ningún conocimiento de programación; todo se hace a través de una interfaz de usuario intuitiva. Los usuarios pueden personalizar la apariencia, la voz y la personalidad del AI, lo que garantiza una experiencia única y adaptada.

Para aquellos que buscan una experiencia más inmersiva, Halogram ofrece el Halobox, un dispositivo que integra con la plataforma.

El Halobox

El Halobox no es simplemente un accesorio opcional para la plataforma Halogram; es un componente integral que eleva toda la experiencia. Diseñado meticulosamente, este dispositivo cuadrado con dimensiones de 100 mm de largo, 100 mm de ancho y 138 mm de alto, actúa como el escenario donde los avatares holográficos cobran vida.

Núcleo de Raspberry Pi

En el corazón del Halobox se encuentra un Raspberry Pi, una elección de hardware que no solo es económica sino también altamente personalizable y capaz. Este pequeño ordenador es el motor que impulsa la proyección del holograma, permitiendo una experiencia visual rica y detallada.

Ilusión «Ghost Pepper»

La tecnología detrás de la proyección del holograma se basa en una ilusión visual conocida como «Ghost Pepper». Aunque no es un holograma en el sentido técnico del término, esta ilusión permite una representación visual que se asemeja a un holograma, ofreciendo una forma rentable de experimentar algo cercano a una proyección tridimensional.

Audio y Micrófonos

El Halobox viene equipado con un conjunto de altavoces estéreo de 3W que garantizan una salida de audio clara y nítida. Esta calidad de audio se complementa con un módulo de micrófono de 2 micrófonos, que mejora las capacidades de reconocimiento de voz. Esto permite a los usuarios interactuar de forma natural con sus avatares holográficos, como si estuvieran conversando con otro ser humano.

Facilidad de Uso

Una de las ventajas más notables del Halobox es su facilidad de uso. El dispositivo llega con una tarjeta micro SD preinstalada que contiene todo el código cliente necesario. Esto significa que los usuarios pueden comenzar a interactuar con sus avatares holográficos casi inmediatamente después de conectar el Halobox a la fuente de alimentación incluida.

Materiales y Colores

El Halobox está construido con un cubo transparente de acrílico y una «PLA Hat» disponible en diferentes colores. Estos materiales no solo son duraderos sino también estéticamente agradables, lo que añade un toque de diseño al dispositivo.

Maurizio Cibelli, el cerebro detrás de Halogram, es un apasionado de la inteligencia artificial generativa. Actualmente sirve como Gerente de Producto Principal para una división de IA en Seattle, WA. Su visión para Halogram nace de la curiosidad por explorar nuevas formas de interacción humano-computadora.

Como cualquier proyecto en fase de financiación colectiva, Halogram enfrenta desafíos, especialmente en la producción del Halobox. El equipo ha implementado varias estrategias para mitigar estos riesgos, como la comunicación proactiva con los fabricantes y la inclusión de un margen de tiempo en el cronograma del proyecto.

Más información en Kickstarter

Fuente info
Autor: Juan Diego Polo