Salvo sorpresa de última hora, Blizzard dejará de operar en China y tendrá que cerrar todos sus servicios en dicho país de manera definitiva. Esto tendrá un impacto considerable en las cuentas del conocido estudio que, como sabrán muchos de nuestros lectores, fue comprado en su momento por Activision, lo que dio forma al grupo Activision Blizzard (King también es propiedad de Activision).

Al momento de escribir este artículo ya se ha producido la desconexión de los servidores, así que todos los juegos online de Blizzard han dejado de estar disponibles en China. Esto incluye títulos como World of Warcraft, que funciona bajo un modelo de suscripción mensual de pago y que es una auténtica máquina de hacer dinero para la compañía estadounidense, y también se han visto afectados otros tan importantes como Hearthstone, Diablo 3 y Overwatch.

Los juegos que funcionan sin conexión a Internet no se han visto afectados, pero es importante tener en cuenta que esto no se limita a la prestación de servicios online, sino que también afecta a la publicación y venta de juegos, lo que quiere decir que no será posible seguir comprando juegos de Blizzard en China de una manera oficial. Tampoco llegarán al mercado chino nuevos títulos de la compañía, algo que sin duda es un problema para Blizzard, ya que este año tiene previsto lanzar Diablo IV, uno de sus juegos triple A más importantes.

Si te preguntas qué es lo que ha ocurrido la explicación es muy sencilla. Blizzard tenía una asociación con NetEase, una empresas china que era la que se ocupaba de gestionar todo el negocio de la estadounidense en territorio chino, incluyendo el cumplimiento con la legislación vigente y la localización de los servidores, además de la gestión de los pagos.

William Ding, CEO de NetEase, ha confirmado que se produjeron discrepancias materiales durante la negociación de los términos clave para la renovación de esa asociación con Blizzard, y que como no encontraron un punto de encuentro esa asociación llegó a su fin. La compañía estadounidense todavía no ha tirado la toalla, podemos confirmar que todavía está buscando un socio que le permita volver al mercado chino, y ha confirmado que este no será el final.

Con todo, a pesar de esas declaraciones la situación es complicada, y está claro que Blizzard tendrá que hacer importantes concesiones si quiere volver al mercado chino. Siento una profunda tristeza por los jugadores chinos, ya que al final estamos hablando de millones de personas que no podrán volver a disfrutar de sus juegos favoritos, y que podrían incluso perder los avances que tanto trabajo les costó conseguir. Para Blizzard esto supone pérdidas importantes, puesto que solo en China hay tres millones de jugadores activos de World of Warcraft.

Fuente info
Autor: Isidro Ros