La rivalidad entre China y EEUU se encuentra en uno de los momentos más álgidos de la historia contemporánea y esta, cómo no, afecta también a la tecnología. Tenemos que retroceder a la segunda mitad del 2018, cuando la situación de Huawei se recrudece de forma importante en el país norteamericano.

El por aquel entonces presidente del país, Donald Trump, prohibía la utilización de equipos y tecnología procedentes de Huawei en los órganos e instituciones relacionadas con el Gobierno. Tan solo era la punta del iceberg de un conflicto que culminaría en 2019 con la eliminación de las apps de Google de los dispositivos Huawei. La empresa china y EEUU cortaban relaciones.

Sin embargo, algo de esto puede cambiar este mismo año tras casi tres de caras largas entre ambos lados. Pero ojo, no solo para Huawei, si no también para las otras empresas tecnológicas chinas que, por aquel entonces, fueron vetadas por la Casa Blanca. Huawei lleva desde entonces sin poder comercializar sus productos en EEUU lo que significa en la práctica una cuantiosa pérdida económica en un mercado tan amplio e importante como el estadounidense. Tampoco Google puede usarse en estos dispositivos, lo que limita el uso de sus apps y donde los usuarios deben optar por otras alternativas similares.

El comunicado de la Oficina de Industria de EEUU

Entonces, ¿supone que EEUU levanta el veto a Huawei? Ni mucho menos, pero al menos se muestra más permisiva para permitir ciertos cambios y la eliminación de algunos de estos vetos. Al menos, esto es lo que se vislumbran desde el comunicado que ha hecho público la Oficina de Industria de EEUU donde indican que están contemplando la idea de “participar plenamente en las organizaciones de estándares internacionales, particularmente donde los estándares críticos, pero a veces invisibles que establecen tienen importantes implicaciones comerciales y de seguridad nacional».

Huawei seguirá sin operar en EEUU como lo hacía libremente antes de 2019 pero sí vería relajadas algunas prohibiciones. Habría que esperar para comprobar en qué consiste esta apertura a esta y otras empresas chinas, y si de esta manera apps como Gmail, Google Drive, Google Maps o Google Translate entre otras podrían volver a los móviles de Huawei. Empresa que, por otro lado, llegó a vender un 23,2% más en la primera mitad de 2019 pese al veto de EEUU. Tras un 2020 duro marcado por los golpes más duros de la pandemia, en 2021 Huawei aumentó sus ganancias en un 76% hasta los 17.800 millones de dólares. Sin embargo, el trozo del pastel siempre puede ser más grande y le ayudaría sobremanera normalizar sus relaciones con EEUU.

Desde Washington, siguen mirando con recelo a Huawei, compañía muy afín al Gobierno chino pese a que oficialmente intentan desmarcarse de ello. No solo creen que el veto a la compañía compromete al país en términos de ciberseguridad y espionaje, si no también ayuda a EEUU en la lucha por la supremacía tecnológica mundial. Desde la firma tecnológica asiática esperan volver a poder colaborar con Google en un futuro cercano.

Fuente info
Autor: Sergio Delgado