Resulta estupendo descubrir cómo el verano nos permite hacer todas esas cosas para las que no hemos tenido tiempo el resto del año. Desde reconciliarnos con ese hobby que tenemos aparcado hace tiempo, a enfrascarnos en todos esos libros que nos han ido recomendando a lo largo del año, o retomar una olvidada pasión por los videojuegos, las posibilidades son casi infinitas.

Y sí, también puede ser el momento perfecto para sentarnos en el sillón de casa, saber que al día siguiente no tenemos que madrugar y que, por lo tanto, podemos lanzarnos a un maratón de series de forma totalmente despreocupada. Convencidos como estamos de que probablemente habréis dejado pasar algunos títulos más que recomendables, hoy os queremos proponer cinco series «tecnológicas» con las que llenar vuestras tardes de agosto.

Severance (Apple TV+)

Severance no solo es una de las grandes series de este año, sino que probablemente sea una de las mejores series de ciencia ficción de la historia. El planteamiento, aparentemente sencillo, esconce en realidad una trama adictiva.

En Severance, Mark Scout  lidera un equipo en Industrias Lumon, cuyos empleados se han sometido a un procedimiento de separación, que divide quirúrgicamente sus recuerdos entre su trabajo y su vida personal, de modo que gracias a un chip en su cerebro los trabajadores olvidan completamente lo que han realizado en el trabajo cada vez que salen de la oficina y de igual manera, son incapaces de retener ningún recuerdo personal una vez inicia su jornada laboral.

Además del componente tecnológico, la serie acierta a la hora de denunciar entornos corporativos tóxicos que deshumanizan y aíslan a las personas.

Love, Death +Robots (Netflix)

Suele decirse de Netflix que es una plataforma en la que prima la cantidad frente a la calidad. Y aunque esto en cierta medida es así, también lo es que es la plataforma que más proyectos independientes apoya, muchos de los cuales no se estrenarían en ninguna otra plataforma.

Y aquí uno de los más interesantes es «Love, Death +Robots», una serie que este año ha cumplido su tercera temporada y que, en capítulos independientes de entre 5 y 20 minutos, facilita que directores y creadores de todo el mundo reflexionen desde la ficción sobre el impacto actual y futuro que la robótica y la Inteligencia Artificial va a tener en nuestras vidas. Y ahí hay espacio para todo: desde una aspiradora inteligente con instintos asesinos a robots preparados para salvar a la humanidad de sí misma. Una joya.

Devs (HBO Max)

Lily y Sergei  son una joven pareja de ingenieros informáticos que trabajan para Amaya, una empresa de tecnología pionera dirigida por Forest, que además de CEO tiene los clásicos rasgos identificativos de ese gurú tecnológico con una visión que puede hacer del mundo «un lugar mejor».

La acción comienza cuando él es ascendido para trabajar en el ultrasecreto departamento Devs. Aparte de que el nombre indica desarrollo, nadie sabe qué es Devs excepto el puñado de personas que tienen acceso… y que como iremos descubriendo, nos habla de un momento en el que ese «gran salto» de la humanidad a nivel científico tecnológico está siendo preparado.

For All Mankind (Apple TV+)

Pocos acontecimientos históricos como la carrera espacial han supuesto un mayor despliegue de innovación y nuevas tecnologías. Una carrera espacial que podría ser de hecho mucho más interesante si nunca hubiese terminado.

Ese es precisamente del argumento del que parte «For All Mankind», una serie que representa lo que habría sucedido después de que la Unión Soviética hubiese tenido éxito en su primer alunizaje tripulado (un mes antes que el Apolo 11) y por lo tanto, la historia no hubiese transcurrido tal y como nos la han contado.

Una serie que parte desde el derrotismo americano y se adentra en la segunda temporada en unos años ’80 en los que las cosas se ponen mucho más interesantes. Para no perdérsela.

The Upload (Amazon Prime Video)

Terminamos nuestras recomendaciones veraniegas con una comedia. Y es que aunque en «The Upload» se tratan temas que acaban por ser bastante serios, su tono ligero y divertido la han convertido en una de las ficciones del año en la plataforma de Amazon.

La serie que ha estrenado este año su segunda temporada, nos habla de un futuro en el que aquellos que se resisten a morir, pueden «subir» su conciencia a un universo virtual (almacenado en inmensos servidores) en el que tienen la oportunidad de vivir una segunda vida… siempre que estén dispuestos a pagar lo que cuesta.

Con un guion que trata conceptos que van de la IA a la realidad virtual, pero también de muchos de los problemas de la tecnología actual como las micro-transacciones, las suscripciones para casi todo, el SPAM o los asistentes tecnológicos que no son tan inteligentes como nos creemos, la serie es desde luego una mirada fresca al mundo de la tecnología, enmarcada en una trama en la que también hay toques de misterio.

Fuente info
Autor: Rodolfo de Juana