Durante el Financial Analyst Day AMD ha aprovechado para realizar un interesante resumen de sus soluciones y tecnologías de nueva generación, con las que piensa afrontar todos los desafíos que están por venir, y con los que espera mantenerse como uno de los grandes jugadores del sector tecnológico en numerosos frentes.

Sin duda uno de los anuncios más importantes ha sido su nueva hoja de ruta centrada en la arquitectura Zen, donde hemos podido ver que Zen 4, Zen 4 con caché 3D y Zen 4c serán sus próximas «piezas clave» para competir en el sector de los procesadores x86 de alto rendimiento, tanto de consumo general como en los mercados HEDT y profesional.

Al primero llegarán los procesadores Ryzen 7000, configurados con hasta 16 núcleos y 32 hilos, mientras que al segundo se dirigirá la nueva generación de procesadores AMD Threadripper que, si todo va según lo previsto, deberían contar con hasta 64 núcleos y 128 hilos. Por último tenemos los chips EPYC, que se dirigirán al sector profesional, y que estarán configurados con hasta 96 núcleos y 192 hilos en su versión basada en Zen 4, y hasta 128 núcleos y 256 hilos los modelos basados en Zen 4c.

Otra novedad interesante la encontramos en la apuesta de AMD por las arquitecturas adaptativas (XDNA), el desarrollo de la primera APU para centros de datos del mundo dentro de la serie AMD Instinct MI300, que será la primera de su clase en utilizar un diseño MCM (chiplets interconectados)  y que integrará una GPU basada en la arquitectura CDNA 3, una CPU Zen 4, memoria caché apilada en 3D y memoria HBM.

AMD también piensa seguir ampliando su oferta de soluciones semipersonalizadas, y es totalmente comprensible ya que esta unidad de negocio le ha proporcionado importantes ingresos durante la última década, sobre todo gracias al éxito que han tenido sus APUs al integrarse en dos generaciones de consolas (PS4 y Xbox One, y PS5 y Xbox Series X-S).

Por otro lado, AMD ha dicho claramente que espera hacerse con el liderato en el sector de la IA y el aprendizaje profundo, y para ello reforzará su catálogo de soluciones de software y hardware, y se apoyarán en Xilinx, una de sus últimas adquisiciones.

Los procesadores Zen 4 de consumo general, conocidos como Ryzen 7000, llegarán al mercado en la segunda mitad de este año, y los nuevos EPYC de cuarta generación, basados también en dicha arquitectura, empezarán a llegar durante el cuarto trimestre de este año. No tenemos una fecha exacta, pero esta información que ha dado AMD está bastante acotada y nos lleva directamente a los meses de octubre, noviembre y diciembre.

Fuente info
Autor: Isidro Ros